Explorar el portfolio de 3000ad es como echar un vistazo a un futuro distante, con naves espaciales sobrevolando ciudades, edificios ultra modernos que se alzan hasta el cielo y estructuras alienígenas de otros planetas. La artista tras estas ilustraciones es la arquitecta de origen rumano Daniela Mangiuca. Hemos hablado con Daniela sobre el proceso que hay tras sus imágenes de ciencia ficción y sobre cómo empezó su viaje alucinante al mundo del stock.

¿Puedes contarnos algo sobre ti?

Nací y crecí en una pequeña ciudad de Rumanía. Recuerdo que quería se arquitecto desde que estaba en el colegio, cuando me di cuenta que sería un trabajo que me permitiría combinar mi primer amor, las matemáticas, con el segundo, el dibujo. En la universidad me di cuenta de que la arquitectura es más que ciencia y arte. Es un punto de vista sobre el mundo basado en una búsqueda creativa sin fin. Junto con Adrian, amigo de toda la vida y socio, pude perseguir mis sueños de exploración creativa en EEUU.

¿Cómo decidiste vender tus obras y empezar en el stock?

Tras varios años trabajando como diseñadores en diferentes estudios de arquitectura, decidimos que era el momento de buscar el sueño americano. En nuestro caso era la libertad creativa. Era a finales de los noventa, así que aprovechamos el auge del software de modelado 3D y de ilustración. Recuerdo haber leído sobre Photoshop en un almuerzo y decirle a Adrian: “¡Esto es! ¡Así lo vamos a hacer!”. Y con la increíble ayuda de nuestros antiguos jefes pudimos abrir nuestra empresa de visualización de arquitectura.

Decidimos empezar a vender en stock por motivos económicos, ya que, al ser un estudio pequeño uno nunca deja de buscar nuevas oportunidades. En nuestros discos duros había montones de materiales en 3D que habíamos hecho como pruebas de software, y el microstock parecía un destino ideal para esos contenidos.

¿Cómo compaginas tu colaboración con Adobe Stock y Fotoliua y el trabajo en tu empresa AND?

Creo que hemos evolucionado con el mercado. Hoy en día los ingresos por microstock son casi la mitad de lo que ganamos en AND, especialmente desde la aparición de los vídeos y las plantillas de After Effects. El mayor acceso y la mayor cantidad de dispositivos que necesitan estos contenidos han hecho que nuestras creaciones sean vistas y compradas por mucha más gente.

AS: Your portfolio contains a lot of sci-fi and futuristic elements – where do you look for inspiration?

DM: Who would have thought serious architects would specialize in spaceships, right? It actually makes sense, and it goes back to the basics: visualizing architecture is the creative way to look at a structure before anyone attempts to build it. In the end, every object is architecture, since it occupies or creates a space. It’s a wonderful thing when creators of these objects have child-like wonder in their hearts, and the scope of their imagination goes beyond what is logical and scientifically possible. Our inspiration is science fiction and the extraordinary discoveries and scientific facts we come across every day. Human curiosity and creativity never cease to amaze.

¿Podrías contarnos el proceso creativo tras tus imágenes?

Empieza con una historia; puede ser cualquier cosa sobre la que hayamos leído, o que nos inventemos de cero. El siguiente paso es comentar la geometría desde un punto de vista  no científico necesariamente, sino más creativo. Luego solemos pasarnos por la web de la NASA para un extra de inspiración antes de empezar con el modelado y la animación.

¿Cuál es la parte más complicada de hacer un render? ¿Y la más satisfactoria?

Lo peor son los fallos de diseño inesperados, que solo ves después de pasarte un día entero sacando el render. Es especialmente frustrante cuando el producto final es una animación y has pasado varios días trabajando los conceptos y los movimientos.

La parte más satisfactoria es cuando un cliente te pide una personalización de una ilustración o animación porque les ha gustado mucho nuestro modelo y les ha inspirado para sus propios trabajos. Recibir un enlace con el producto final o un DVD con las animaciones, y una nota de agradecimiento cumple con creces el esfuerzo extra que supone ese esfuerzo adicional.

¿Qué consejos darías a alguien que quiere empezar a crear un portfolio en stock?

A riesgo de que suene repetido, que hagan lo que les gusta ya que, al final, termina siendo rentable. Evitar reinventar la rueda; yo lo he intentado y no es tan rentable como parece, y es mucho más satisfactorio hacer lo que a uno le gusta. Encuentra tu “voz”, tu estilo personal, e inspírate con los procesos creativos de otros, no necesariamente con sus obras..

¿Y para los que están intentando mejorar sus habilidades en el diseño 3D?

Que trabajen duro. Es lo que hay, trabajar y tener claro que no hay un botón mágico que solucione todo en un par de clics.

Puedes ver más obras de Daniela y Adrian en Adobe Stock.