Michael Goetze y Jampal Williamson (AKA Jumps) son el dúo tras el colectivo de fotografía aérea australiano Salty Wings. Aunque solo llevan usando drones un año se han convertido rápidamente en unos expertos en fotografía y paisajes aéreos con un estilo único. Su éxito es debido a su meticulosa planificación y su compromiso por conseguir imágenes excepcionales y llamativas, además de gracias a la buena relación entre Michael y Jumps.

Michael y Jumps han viajado a Tahiti para hacer una nueva sesión de fotos, y hemos aprovechado para que nos cuenten algo sobre sus orígenes y cómo han llegado al éxito.

¿Podríais contarnos algo sobre vosotros y cómo os conocistéis?

Jampal Williamson: Mi nombre es Jampal, pero la gente me llama Jumps. Dirijo Salty Wings junto a Michael Goetze, y nos dedicamos a fotografiar costas que nos parecen especialmente bonitas desde el último año.

Fuimos a la misma escuela, pero Michael es cinco años mayor que yo. Llevaba tiempo sin verle y volvimos a coincidir en una fiesta. En aquella época Michel vivía en una furgoneta en la parte de atrás de una bodega y se dedicaba al surf. Y como a ambos nos gustaba mucho la fotografía empezamos a trabajar juntos, y buscamos cómo podríamos ganar dinero con nuestras fotos.

¿Qué tal trabajáis juntos? ¿Cómo hacéis para que las imágenes que tomáis desde dos drones distintos tengan esa coherencia?

Michael Goetze: Creo que tenemos un estilo y un gusto muy similares, y por eso funcionamos bien juntos. La mayoría de las veces estamos de acuerdo en cómo debería quedar algo. Otras veces como tenemos intereses diferentes nos separamos a la hora de hacer las imágenes, y los contenidos que terminamos poniendo sobre la mesa son bastante diferentes, pero siempre hemos sabido ponernos de acuerdo a la hora de hacer las selecciones.

Por ejemplo, yo siempre pienso más en la parte de venta y del negocio. Llevar una empresa y aprender sobre el negocio de la fotografía es muy interesante para mí. Jump, por su parte, es más creativo. Ambos tenemos nuestros puntos fuertes en nuestros campos, así que entre los dos cubrimos creatividad y negocios.

¿Cómo se os ocurrió el nombre de Salty Wings?

 JW: Cuando estábamos pensando en un nombre, en 2015, queríamos algo que se quedara, y que dejara claro que trabajábamos en fotografía aérea de zonas costeras. Un amigo de Michael había vuelto de un viaje de pesca y el pescador que llevaba el barco llamaba a todo el mundo “perros salados” (“salty dogs”); este amigo de Michael se quedó con la expresión y no dejaba de repetirla, y así encontramos el nombre.

 ¿Qué importancia tiene viajar para vosotros, creativa y profesionalmente?

MG: Me encanta esa vida. No hay nada mejor que ir a visitar nuevos lugares, conocer a gente nueva, y la fotografía es la mejor forma de ganarse la vida con ella. ¡Odio estar siempre en el mismo sitio!

JW: Viajar me motiva. Cada sitio es una nueva sensación; vas a un lugar hermoso y lo experimentas, y luego encuentras otro sitio diferente y puedes comprar las experiencias… Para mí resulta adictivo.

¿Qué ventajas tiene tener vuestras imágenes en stock?  

JW: Como viajamos un montón no dejamos de hacer fotos. Y cuando no estamos trabajando, nuestras imágenes en stock trabajan por nosotros, y nos podemos centrar en seguir haciendo más fotos.

¿Por qué esa fijación con el agua y la costa?

MG: Al crecer en Australia occidental estaba todo el día en la playa, en el agua. El océano es lo más importante para mí. Así que es lo que me llamaba más la atención fotografiar. Simplemente es que necesito estar cerca de la costa, del agua…

¿Y por qué fotografía aérea?

JW: Me gusta ver cosas nuevas con la fotografía, cosas que no he visto antes. Con la fotografía aérea puedes conseguir paisajes que son imposibles de otra forma, con muchas cosas diferentes en una sola imagen. Puedes captar perfectamente la esencia de un lugar al fotografiarlo desde el cielo.

¿Qué consejo le daríais a otros fotógrafos aéreos?

MG: Que entiendan su entorno antes de nada. Al haber sido surfero me han quedado claras lo que son unas buenas condiciones climatológicas… Si el tiempo está bien para el surf es cuando el océano está más atractivo. Cuando el viento se aleja de la orilla es cuando el agua está más tranquila y refleja mejor la luz.

JW: When Cuando hago fotos busco cosas que no haya visto antes. Intento pillar algo que sea raro y único, y trabajo con ello. Mover el dron, buscar ángulos diferentes… Intenta hacer cosas nuevas y sorprendentes.

¿Qué nos podéis contar de vuestra visita a Tahití? 

JW: No sé si me quedo con los paisajes o con la gente. Son súper amistosos, y te hacen sentir muy bienvenido. Les importa lo que les puedas contar, y se nota su interés. Es una sensación difícil de describir, pero que se capta enseguida.

MG: Nunca he estad en un sitio en el que estuviera tan relajado. Todo el mundo te mira a los ojos, sonríe y saluda. No hay situaciones incómodas. Y el agua es sencillamente impresionante…

https://www.youtube.com/watch?v=qKvKljBjAQs

Descubre las fabulosas imágenes de Salty Wings en Instagram y en Fotolia.