Eve Saint-Ramon es una fotógrafa francesa especializada en retratos femeninos y potentes de mujeres. Aunque nunca ha recibido formación formal en fotografía, Eve ha ido aprendiendo los trucos de la imagen a partir de trabajos relacionados con la fotografía, como galerías, museos, agencias de prensa y productoras. Hace quince años comenzó con su proyecto de pin-ups, fascinada por la idea de una mujer ingenua y naive, pero que de hecho está en perfecto control de su entorno y de cómo se muestra. La combinación entre ligereza y una fuerte feminiación se ha convertido en el eje de su carrera.

París sirve como fuente de inspiración para Eve: “Me gusta descubrir mi ciudad como si fuera un turista o un niño, siempre sorprendiéndome por uno de los entornos urbanos más bonitos que hay”. Hemos hablado con Eve para que nos lleve con ella al set en el que capturó la sofisticación de las mujeres parisinas.

“Me gusta fotografiar a gente real, artistas, músicos o bailarines, y captar lo que les hace únicos”, nos dice Eve. La modelo en esta serie de imágenes es Louise de Ville, una intérprete, educadora sexual, feminista, activista, actriz y amiga de Eve. El objetivo era capturar su elegancia, confianza e independencia a través de la cámara.

Para ello, Eve visualizó la historia de su amiga y modelo: “Anda por su ciudad, usa el transporte público para ir a trabajar y disfruta de tomarse un rato para sí misma en un café. Me encanta retratar a una mujer que está en control de su vida. Es responsable d sí misma y de sus deseos, sin dejar de divertirse”. Aunque la escena toma lugar en un tranquilo café parisino, estamos hablando de un momento que se refleja en todo el mundo.

Al conectar referencias fotográficas y cinematográficas con la personalidad de sus modelos, Eve crea escenas contemporáneas en las que las figuras femeninas cobran vida. En sus propias palabras, sus fotografías son “la representación última de la feminidad con fuerza y sustancia”.

Puedes ver más obras de Eve en Fotolia.