Te presentamos los mejores consejos para sacar todo el partido a tu dron, de la mano de Tobias Hägg y Ryan Longnecker, además de Colin Smith de Photoshop Cafe, y autor de The Photographer’s Guide to Drones. Así que pon a cargar las baterías de tu dron, ¡y ponte las pilas tú también con estos trucos!

Encuentra tu objetivo

La fotografía aérea se ha vuelto muy popular recientemente, pero antes de que vayas a comprarte el último modelo asegúrate de que un dron de verdad te va a ayudar a conseguir tus objetivos creativos. Para Ryan la tecnología le ayuda a contar una historia desde un punto de vista diferente: “Ha despertado una parte desconocida de mi carácter creativo; es el mismo sentimiento que tuve la primera vez que sostuve una cámara“.

Encuentra una comunidad

Si eres un novato volando drones sabrás que dominar el arte del vuelo y de la fotografía a 200 metros sobre el suelo no es cosa sencilla. Colin se ha dado cuenta de que aunque hacer fotografías aéreas no lo ha costado trabajo por su trasfondo como diseñador gráfico, sí que tuvo muchos problemas con la parte mecánica. Pero afortunadamente pudo contar con un grupo de amigos que tenían más experiencia con el pilotaje y mantenimiento de los drones. Así que él compartió sus conocimientos de fotografía y posprocesado, y a cambio aprendió los trucos para mejorar el vuelo. “Nunca hubiera podido hacerlo yo solo“.

¡La seguridad es lo primero!

Todo el que ha volado un dron ha estrellado un dron. Es fácil que ocurran accidentes, así que hay que estar especialmente pendiente de los alrededores, sobre todo en zonas con gente, para evitar cualquier tipo de daño grave.

Planifica

Estar preparado es algo fundamental en una sesión de este tipo. “Fíjate en las imágenes que hayan tomado otras personas en la misma zona, y busca otras formas o perspectivas“, nos aconseja Tobias. Él llega a usar Google Maps para buscar topografía y colores desde el cielo, para hacerse una idea sobre cómo quedarán las imágenes.

Usa la altura para componer

La mayor ventaja de los drones es, sin duda, el hecho de que nos permiten captar imágenes y vídeos desde la altura. Esta libertad vertical nos da una nueva dimensión con la que experimentar. Con cada toma Ryan se pregunta “¿desde qué ángulo puedo hacer esta imagen de forma que resulte única y que pueda hacer mía?”

Tobias prefiere mantenerse cerca de los sujetos para mantener el control, y asegurarse de que puede colocar el dron en la posición que quiere para conseguir la imagen que está buscando.

Tómate tu tiempo

Ya sabemos que no podemos controlar la luz natural como queramos, y a veces no queda otra que armarse de paciencia. Cuando Tobias viajó a Islandia para captar las playas de arena negra tuvo que esperar horas en un tiempo nublado hasta que consiguió un momento en que el sol brilló por fin.

Y cuando hablamos de vídeo, un movimiento súbito o un temblor pueden estropear el clip, así que es importante tomárselo con calma. A Colin le gusta planificarlo bien y asegurarlo, pero teniendo en cuenta que “hay que ser paciente, y no tienes por qué conseguir todo en una misma toma“.

Piensa que es una cámara

Al final, un dron no es más que una cámara que vuela“, dice Colin. Hay que guardar las mismas reglas de composición, iluminación, líneas y encuadre. Usa la luz para tu ventaja y busca un buen encuadre. Ten en cuenta que los drones, como cualquier otra cámara, son herramientas para conseguir una visión creativa.