La increíble serie de imágenes de globos aerostáticos surcando el cielo sobre cadenas montañosas del colaborador de Fotolia Mihai Barbu, más conocido como bizoo_n, es de esas que nos dejan con la boca abierta, y nos hacen preguntarnos cómo se llevaron a cabo. Así que hemos contactado con Mihai para que nos explique la historia que hay tras esa sesión.

“Mi familia y yo hicimos un viaje de carretera por vacaciones durante todo un mes. Nuestro destino era Georgia, en las montañas del Caucaso. En nuestro camino de vuelta Rumanía, nuestro hogar, atravesamos Turquía de este a oeste, para llegar a Capadocia. He de reconocer que no me hacía especial ilusión, ya que pensé que serí un sitio muy turístico, pero ya que estábamos me animé.

“Cuando llegamos plantamos nuestra tienda en un camping a un par de kilómetros de Goeme, el corazón de Capadocia. Antes de irnos a dormir la primera noche le dije a mi novia que me levantaría temprano para hacer fotos de nuestras motos con los globos de fondo. Me levanté a las 4 de la madrugada, ya que los globos echan a volar antes del amanecer.

“Nunca olvidaré el momento en el que vi el primer globo elevarse. Fue en una carretera sinuosa y vacía, con apenas luz en el cielo. Y he de reconocer que fue una de las cosas más bonitas que había visto. Paré la moto para asegurarme de que no me perdía ni un detalle de la escena. Estaba realmente excitado… llegué al lugar desde el que salían los globos y no podía dejar de correr de un lado a otro, intentando conseguir la toma perfecta. Cuando volví al campamento tenía clara una cosa. Iba a reunir a mi familia para decirles que, no importaba el precio, pero teníamos que volar en globo. Y lo hicimos, y fue mucho mejor de lo que esperaba, una experiencia que no se puede describir con palabras…”

Muchas gracias a Mihai por contarnos su historia. No te pierdas el resto de sus imágenes en Fotolia