Natalia Hubbert es una ilustradora de origen ucraniano que ahora vive en Houston, Texas. Además de su trabajo en ilustración editorial y realizando encargos, Natalia tiene un potente portfolio de ilustraciones de stock. Sus delicadas y orgánicas acuarelas de comida, utensilios de cocina y objetos cotidianos se han convertido en auténticos best sellers. Hemos conseguido hablar con ella para que nos cuente cómo empezó en el mundo de la imagen de archivo.

¿Podrías contarnos algo sobre ti?

Me llamo Natalia y soy una artista autodidacta de Ucrania. Crecí en un pequeño pueblo del campo, sin escuelas de arte ni clases. Me gradué en la universidad en una carrera que no tenía nada que ver con el arte. Y a pesar de todo ello siempre estaba dibujando y haciendo bocetos, ilustrando mis propios libros, calendarios, felicitaciones e incluso juegos de mesa.

Watercolor Nature Clipart - Pine

¿Y cómo empezaste a dedicarte profesionalmente a la ilustración?

Mi primer trabajo de ilustración fue para una revista hará unos diez años. Sin embargo, solo hasta hace muy poco he ganado la confianza como para llamarme ilustradora profesional. Creo que necesitaba más experiencia como freelance en distintos proyectos para gente diferente para convencerme de que de hecho ese es mi trabajo.

¿Cómo pasaste a la ilustración de stock?

¿Sinceramente? Me aburría… Mi marido había conseguido un trabajo en Houston y decidimos irnos. Tuve que esperar unos meses hasta que pude empezar a trabajar en Estados Unidos y tenía mucho tiempo libre. Estaba desesperada para conseguir algo de trabajo, plazos de entrega y desafíos… Quería hacer ilustraciones que pudieran gustarle a todo el mundo y que fueran útiles. Así que me dio por probar el stock. Y ha sido un largo camino desde entonces, con bastantes cuestas, pero ha merecido la pena.

Watercolor Food Clipart - Beetroot and Turnip

¿Qué ventajas tiene vender tus imágenes en Fotolia?

El tiempo. Tu propio tiempo. Puedes trabajar en stock veinticuatro horas al día, siete días a la semana durante seis meses, o puedes trabajar un día sí o uno no… Una vez que subes tu trabajo a Fotolia empezará a generarte beneficios, estés en la oficina o en la playa. Cuanto más hagas, mejor comprenderás a los clientes y al mercado. Irás mejorando con cada diseño que subas, y si tienes un buen portfolio el stock puede ser uno de tus ingresos principales.

Además, tu portfolio es un escaparate de tu obra. Si tienes contenidos de calidad, los clientes te localizarán para pedirte más. No es sólo un sitio en el que vendes tus diseños, ¡es un punto de partida para más clientes!

¿Cuáles son los principales desafíos?

Trabajar de forma continuada, manejar los tiempos de forma efectiva, y mantener tus exigencias altas. Tienes que permanecer al tanto de lo que está de moda, lo que es más popular y lo que se vende. A la vez, no debes tener miedo a probar cosas diferentes, incluso aunque no sepas si se va a vender bien.

¿Por qué crees que tus ilustraciones tienen tanto éxito?

Pongo un poco de mi mundo interior en cada una de ellas, así que son personales. Creo que eso lo nota el cliente, que hay hebras de autenticidad en los dibujos.

Baking Christmas Cookies. Watercolor Illustration with blank space for text.

¿Qué diferencia hay entre trabajar para un cliente o para stock?

Cuando trabajas por encargo tienes que hacer feliz a tu cliente, que, aunque es interesante, es todo un desafío estresante. Dibujar para stock, por otra parte, es relajante y hasta terapéutico. Disfruto del proceso de crear las ilustraciones que quiero como quiero. Cuando envío ilustraciones lo que siento es que las hago libres para que encuentren su sitio en los proyectos de los clientes.

¿Cómo definirías tu estilo?

¡Uf, esa no es una respuesta sencilla! He intentado muchas cosas y trabajado con tantos estilos diferentes que ya me pierdo. Considero una parte como garabatos graciosos y otra como acuarelas digitales (que son las que más me gustan). Las acuarelas son gran parte de mi proceso creativo desde hace dos años, cuando estaba algo quemada del trabajo digital. Empecé a volver a lo básico, dibujando y pintando a mano. Me llevó algo de tiempo acostumbrarme a este proceso creativo sin poder hacer Ctrl+Z.

Me gustan las acuarelas porque tienen una textura y color especiales. Me gusta que un dibujo sea algo “sucio”, no esté perfectamente ordenado y resulte rústico. Me parece más auténtico.

Watercolor Food Clipart - Pitaya and Fig

Tienes muchas ilustraciones de comida. ¿es ese tu tema favorito?

Me encanta pintar todo tipo de comidas, cosas de cocina, etc. Son las imágenes que mejor se venden… ¡A la gente le encanta la comida! La industria alimentaria es masiva, y nunca ha suficientes sándwiches, tartas o galletas para revistas, páginas web, blogs, recetarios, menús o anuncios. También me gusta pintar rarezas como cosas de cowboys, signos del zodiaco, decoración de hogar o animales. Me gusta variar.

Zodiac sign - Capricorn.Watercolor Illustration.

¿De dónde sacas la inspiración?

Pues de casi cualquier sitio: naturaleza, animales, cocina, casa, familia, lugares públicos, el gimnasio… ¡e Instagram! Lo más importante es conseguir un equilibrio entre crear y no quemarse.

¿Qué tal se presenta este año 2017?

Pues pretendo aprender más sobre animación. Me gustaría dar vida a algunos de mis personajes y garabatos. ¡Quizá hasta pueda venderlos en Fotolia!

Watercolor Christmas Clipart - Gifts

¿Qué consejo darías a los que están empezando a vender este tipo de contenidos en Fotolia?

Que tengan paciencia y estén dispuestos a trabajar duro. Mucha gente piensa que es dinero fácil, pero no es así. Son muchas horas y mucho café, muchos disgustos y muchas alegrías también.

No te pierdas el portfolio de Natalia en Fotolia.