Electrodomésticos clase A equipados con conectividad WiFi, teléfonos y tabletas de la próxima generación, sistemas de domótica que gestionan la seguridad del hogar, el entretenimiento e incluso la salud de los habitantes. El futuro está aquí, con viviendas “inteligente” equipadas con softwares capaces de interactuar con diferentes datos, relacionando aparatos y servicios. El Internet de las cosas es la nueva frontera, y dentro de poco tendremos apps para gestionar nuestro consumo energético, seguridad o comfort.

¿Es un tema complicado de comunicar? Fotografías y gráficos pueden explicar de forma muy concreta estas nuevas tecnologías, incluyendo las oportunidades que hay de planificación de un hogar inteligente.

Building remote control

La seguridad, el comfort y la eficiencia son los puntos clave de las casas inteligentes. Con el uso de sensores y el software adecuado podrás cerrar automáticamente las persianas al atardecer, retrasar la alarma del despertador si se cancela la reunión que tenías a primera hora o poner el lavavajillas cuando el coste eléctrico es menor.

thermal imaging and insulation materials

¿Pero qué pasa cuando hablamos de crear nuevas viviendas, o rediseñar las existentes? El mundo de la construcción e un de los sectores menos tecnológicos e informatizados. Ineficiencia, costes adicionales y mantenimiento de emergencia son los puntos más importantes a revisar en estos sectores. Y esto es así porque las simulaciones hechas por ordenador y los softwares de gestión no pueden estar sólo en manos de los técnicos.

Remote home control system on a digital tablet.

La solución es el BIM (Building Information Modelling, o modelado informático de edificios), que permite usar modelos inteligentes de planificación, diseño y construcción de infraestructuras o instalaciones industriales. Es una base de datos donde toda la información (diseño, coste, tiempo y eficiencia) está recogida. Basándose en procesos complejos de rediseño y análisis de la información se crean unas simulaciones y modelos. Estos pueden compartirse, para reducir los márgenes de error en construcción y en tiempos, mejorando el resultado final al permitir a más especialistas formar parte de ello.

BIM