Vanessa Marsh no es una astrónoma, si no una fotógrafa, y aunque no venga de otro planeta, sí que tiene la cabeza con las estrellas. Y sin duda esto queda claro en su serie Falling, con la que nos invita a pasear por el cosmos con nuestros ojos.

Horizon 1 20x16 _ Chromogenic Photogram _ 2016

Sus imágenes nos recuerdan en un primer vistazo a las imágenes astronómicas tomadas con telescopios, pero en realidad nos encontramos con una mezcla de fotografía y pintura que lleva la técnica de Jackson Pollock de salpicaduras a un nivel galáctico.

La obra de Vanessa Marsh, que se describe como exploradora de la lucha entre el conocimiento humano, la naturaleza y el cosmos, es en realidad el resultado de un proceso muy meticuloso realizado en habitaciones oscuras, pintando sobre negativos antes de ampliarlos. Una técnica que ha ido perfeccionando con el tiempo, desde su primera serie de 2014.