¿Cuáles son las diferencias entre un diseñador, un director de arte y un director creativo? Sabemos que es un tema que suele generar apasionadas discusiones a su alrededor, pero incluso con toda la complejidad que puede tener en la práctica, queremos que al menos te hagas una idea sobre ello. Así que lee con cuidado, ya que las líneas pueden ser muy difusas…

Empecemos por el principio… La palabra director implica “una persona con responsabilidades de liderazgo que administra y regula pasos, procesos y personas”. Ser Director es una de las posiciones más altas a las que un empleado puede aspirar. Sólo hay que fijarse en cualquier empresa media o grande para ver la importancia de los directores.

Arte y creación son habilidades complementarias. Son parte de nuestra naturaleza humana y tienen un gran significado para nosotros. Sus méritos son ampliamente aceptados y por lo tanto no reincidiremos en ellos.

Royalty-Free Stock Photography by Rubberball.com

La palabra “diseñador”, tal y como se usa comúnmente en la sociedad actual, es un remanente del inglés británico del siglo XX. Al igual que el término “diseño”, que hace referencia a una creación o construcción de un plan o proyecto, los diseñadores de hoy son tanto artistas como diseñadores involucrados en proyectos de información visual. Cualquier artista que sea capaz de ejecutar el desarrollo visual de un proyecto sería un diseñador.

Vale, por ahora todo es un poco caótico, pero vamos a seguir. Esto no implica que cualquier pueda ser diseñador (aunque hay mucha gente que se considera a sí mismos diseñadores sin serlo). Así que, ¿cuál es la diferencia?

Hay ciertos temas en los que no hay una definición absoluta, sino que depende de muchos matices. Y esta es una de esas situaciones. La percepción de cada una de esas funciones es dependiente del entorno en el que se hayan llevado a cabo. Por ejemplo, hay empresas de diseño que no diferencian entre esos tres puestos. Y hay agencias de publicidad que estimulan la diferencia entre los diferentes puestos. Así que a la hora de hablar de la diferencia de cada rol, tendremos que pensar en ellos según en qué lugar se lleven a cabo.

Advertising agency team choosing key visual

En la jerarquía de pasos que ha de seguir un proyecto, en teoría, tenemos primero al Director de Arte (con un editor), en segundo lugar al Director Creativo y en tercero el Diseñador (manteniendo el título sin tener en cuenta que pueda ocupar otra posición con otro título). Hay que tener en cuenta que para que un individuo tenga un rol de liderazgo en cualquier tipo de proyecto, el requisito indispensable es que sea responsable y tenga un conocimiento global de todos los pasos y procesos que cubren ese proyecto. Y esto no siempre pasa…

En realidad es la propia jerarquía de pasos la que establece las diferencias entre cada cargo por los roles que toman en el proyecto. No determinan quién es el superior o el subordinado, ya que todos forman parte de un mismo plan para conseguir un fin.

¿Implica esto que en la jerarquía es el diseñador el menos importante? No, sólo implica que el profesional con más conocimientos debería guiar a los otros; un diseñador puede estar al mismo nivel que un director, pero no tener la capacidad de dirigir a un equipo. El diseñador, a fin de cuentas, es la piedra angular del proyecto. Si su nombre se deriva del término (diseño). El Director de Arte dirige las guías formadas junto a un escritor o copy, pule la dirección creativa que ha marcado un Director Creativo, y coordina al diseñador para mantener el rumbo necesario para el proyecto. Es un trabajo en equipo.

Happy young people having a business meeting

A un nivel bajo, el diseñador es autónomo y puede llevar a cabo todo lo que necesite. Pero a la hora de conseguir un proyecto mayor con diferentes funciones es necesario una colaboración. Y es poco probable que un grupo de individuos, por sí mismos, mantengan un mismo estilo y coherencia a la hora de realizar un proyecto sin contar con una ayuda externa que les guíe. A fin de cuentas, es como funcionan todas las grandes empresas, con diferentes departamentos especializados. Lo que importa es que todos los profesionales implicados sean capaces de llevar a cabo sus funciones con talento.

Este artículo se publicó en el blog de diseño brasileño Design Culture, escrito por Caio Régis.