El artículo de hoy es gentileza de blog brasileño Design Culture, y en él encontrarás algunos consejos para preparar los presupuestos de tus trabajos. Precisamente crear estos presupuestos es uno de los principales desafíos a los que se enfrentan los diseñadores primerizos como freelances. Saber cómo presentar el valor de tu trabajo sin pasarse de caro o de barato, y a la vez conseguir seducir al cliente no es tarea sencilla: si te pasas puedes asustar al cliente, y si te quedas corto podrás parecer un aficionado.

Los proyectos de diseño no deberían pagar sólo el trabajo realizado, sino también tu conocimiento profesional y los beneficios que tu cliente va a conseguir con ese proyecto.

Como te podrás imaginar, o seguramente ya sepas, los ingresos de un freelancer nunca son fijos, a diferencia de estar trabajando para una empresa con un contrato. Nunca te olvides: sin dinero no podrás evolucionar e invertir en tu carrera de freelance, así que se justo contigo mismo a la hora de preparar tu presupuesto. Y como un presupuesto para diseño es bastante subjetivo, deberás al menos tener en mente de forma clara los siguientes puntos:

Gastos

Concept of tax payment and invoice. Open envelope with tax bills and checks. Wallet with cash money, golden coins, calculator, pencil. Vector illustration.

Si tienes que invertir dinero en el proyecto, esos costes deberán aparecer en el presupuesto. Intenta siempre que este gasto se pueda aprovechar para otros proyectos, y así podrás dividir el coste y reducir el precio.

Siempre tienes que tener en cuenta otros gastos, como los desplazamientos (combustible, desgaste del vehículo, peajes, transporte público), gastos de comunicación, papel, impresiones, etc. Todos esos gastos, juntos, suponen una merma de tus beneficios si no te acuerdas de tenerlos en cuenta.

Y no te olvides de tener un colchón (sin pasarte) para otros posibles gastos que puedan surgir, además del resto de gastos derivados de tu actividad (alquiler de la oficina, agua, luz, etc.).

Urgencia

businessman running on time clock

Puedes pedir más dinero si el trabajo es urgente. ¿Qué pasa si tienes que entregar un trabajo que normalmente te lleva dos semanas en dos días? Ten cuidado a la hora de acptar estas peticiones. Analiza bien el trabajo que tienes y al resto de tus clientes, y fíjate en si este proyecto no va a interferir con otros encargos. Si te es posible hacerlo, aumenta tu precio por el tiempo y esfuerzo extra que te va a suponer tenerlo listo en un plazo menor.

Conocimientos

The surgeon before surgery is reading anatomy. Medicine and heal

Nunca olvides que los clientes están dispuestos a pagar un precio justo por algo que crea un especialista. Demuestra tu confianza y que estás preparado para hacer un trabajo que no puede hacer cualquier persona.

Conoce a tu cliente

Target market graphic design

La mayor parte de las veces es importante tener en cuenta con quién vas a trabajar para así hacer un presupuesto acorde a su capacidad de pago, fijándote en tu competencia, el resto de tus clientes y la posibilidad de que sigan contando contigo en un futuro.

Tiempo

Time is Money

El tiempo es oro, así que haz una aproximación a cuánto vas a cobrar por hora de trabajo para realizar el presupuesto. No olvides añadir viajes y desplazamientos si hacen falta, además del tiempo necesario en investigación.

Es posible que a veces tengas que trabajar más horas de las que habías estipulado, pero si haces un trabajo excelente es muy probable que tu cliente te compense, además de volver a contar contigo para proyectos futuros.

Hay otras variables a tener en cuenta a la hora de hacer un presupuesto, pero estas son las más importantes. Recuerda que deberás tener en cuenta tanto el proyecto que realizas como la cantidad de horas que dedicarás a ello. Y que la parte económica es uno de los motores que te motivarán a realizar un mejor trabajo.

Muchas gracias a Ricardo Arede por facilitarnos este artículo.