Cualquier persona suficientemente valiente y arriesgada como para conseguir unas fotografías tan hermosas y detalladas de osos pardos sin duda es alguien que queremos conocer y que nos cuente más de su experiencia.

No te pierdas el increíble portfolio de Erik Mandre en Fotolia en el que encontrarás una parte dedicada íntegramente a imágenes de naturaleza salvaje. Hemos conseguido hablar con él para que comparta con nosotros su experiencia.

Brown bear cub waving

Siempre he tenido ganas de fotografiar al mayor y más temible depredador de la taiga, el oso pardo (ursus arctos). En Escandinavia la mejor zona para observarle y fotografiarle es sin duda el norte de Finlandia, cerca de la frontera con Rusia. Es un área cubierta de taiga y pantanos, que es un buen ambiente para estos osos. Verles en su hábitat natural y encontrarme tan cerca de ellos es una experiencia increíble. Llevo seis años fotografiando osos pardos y aún hoy en día aprendo cosas nuevas sobre ellos.

brown bear on the hill with blue sky on background

La mayoría de la gente tiende a pensar que los osos pardos son asesinos, pero la mayor parte de su alimentación proviene de fuentes vegetarianas, y la verdad es que a los osos ni les interesa ni buscan el contacto humano, ya que no somos sus presas. Aunque hay que recordad que cada oso es distinto, y nunca puedes saber lo que están pensando… pero la mayoría de las veces prefieren mantenerse a distancia de los humanos cuando nos oyen o huelen. Por lo tanto, la única forma de acercarse a ellos es usando un producto que elimina nuestro olor y nos hace casi invisibles para ellos.  Yo tengo mis escondites para hacer fotos de naturaleza salvaje, y que me ofrecen facilidades para pasar mucho tiempo observando sin molestar a los animales. No sólo me quedo ahí, también ando e intento encontrar animales mientras intento permanecer fuera de su vista, aunque esto es especialmente complicado con los depredadores, que son capaces de olerte desde mucha distancia y pueden esconderse tranquilamente.

brown bear with forest background

Mi momento favorito para hacer fotos de estos depredadores (o cualquier otro animal, en realidad), suele ser al atardecer o de madrugada. Es el momento en el que están más activos, y además la luz es preciosa. Me encanta el ambiente neblinoso que da un aspecto muy misterioso a la imagen, y a veces permite acercarse más a los animales. La imagen del gran oso pardo macho se tomó a finales de junio sobre las 2 de la madrugada, con un pequeño estanque tras el oso que junto a la taiga al fondo creaba un ambiente casi mágico.

brown bear silhouette black and white

Muchas gracias a Erik por tomarse el tiempo de compartir esos momentos fotográficos tan especiales con nosotros. Descubre todo su portfolio aquí.