Conseguir los niveles y el tipo de contraste tonal adecuado en una imagen final es algo que a muchos fotógrafos les resulta complicado. Muy a menudo, en un intento de conseguir un mayor impacto el contraste se marca mucho hasta que las sombras y las luces presentan esa fuerza que se busca. Sin embargo, en muchas ocasiones, cuando se consiguen esos niveles la información de las luces y las sombras se pierde, y con ello parte de la historia que contamos. Y además de esto, unas sombras y luces tan fuertes pueden resultar contraproducentes, ya que resultan poco naturales y llaman la atención demasiado.

11.-Original

11.-Original-hist

El secreto para que una imagen tenga impacto, sin tener que sacrificar los detalles de las luces y las sombras, es usar la herramienta de curvas y tener cuidado con las áreas tonales que queremos tocar. El contraste es una herramienta bruta en comparación, y sólo afecta a los extremos del rango tonal; mientras que las curvas permiten a los fotógrafos determinar qué tonos van a ser modificados, mejorando la sensación de tridimensionalidad de la imagen.

12.-Contrast
12.-contrast-hist
Si una imagen necesita ese impacto extra, y está bien expuesta en lo que sería el sujeto principal, puedes probar un pequeño ajuste de la parte central de la curva. Crear una diferencia exagerada entre los grises justo ajo el tono medio a veces es suficiente para levantar la fuerza de la imagen. Sin embargo, cuando tocamos los tonos más oscuros o luminosos tendremos que ser mucho más sutiles para que el efecto funcione.

13.-Curve

13.-Curve-hist

El impacto estará definido por la inclinación de la línea entre dos puntos, y cuanto más pronunciada esté la curva, más posibilidades de perder la información de luces y sombras por empaste.

A veces el contraste es necesario sólo en una área tonal específica, para separar un gris medio de un gris oscuro, por ejemplo, y en ese caso trabajaremos en la zona adecuada de la curva. Con la herramienta de curvas en Photoshop podremos usar el cursor para hacer clic en las zonas de la imagen que nos interesen para ver qué parte de la curva se relaciona con cada tono, y a continuación crear la curva en ese área subiendo un punto y bajando el otro. De esta forma sólo crearemos contraste en las zonas tonales que nos interesan, sin afectar tanto al resto de la imagen.

a.-mid-tone-Curve

A veces, para proteger las zonas más oscuras o brillantes necesitaremos usar puntos de parada, para evitar que los tonos extremos se afecten demasiado por los ajustes más específicos. Si una curva en las sombras ha forzado las luces demasiado brillantes sólo tienes que crear un nuevo punto de control, y corregir un poco. Esto creará una curva irregular, que normalmente no es buena idea, así que intenta que las correcciones sean moderadas.

b.-Shadow-curve

Muy a menudo lo que hay que hacer es disminuir el contraste global para hacer que el sujeto destaque más, y con un par de ajustes en una curva podremos añadir impacto a los tonos que necesitan destacar.

c.-Curve-with-restraining-point-in-the-shadows

El impacto es producido no sólo por añadir contraste, sino por añadirlo en las zonas que lo necesitan. Subir las luces y bajar las sombras no tiene por qué funcionar siempre.

combi-HD-2

Damien Demolder vive a base de fotografía,  es un antiguo editor de la revista Amateur Photographer. Cuando no está haciendo fotos escribe sobre noticias de fotografía o analizando cámaras y lentes para www.dpreview.com o AP y British Journal of Photography. Además se dedica a la enseñanza, mostrando a los fotógrafos cómo sacar el jugo a su equipo fotográfico y cómo llevar sus habilidades al siguiente nivel. Su principal pasión es la fotografía urbana, aunque se dedica a todas las áreas.