Crear imágenes de temáticas médicas y de salud no es tarea fácil. Para poder conseguir crear imágenes de calidad en este campo tan específico un fotógrafo deberá ser flexible con las herramientas que tiene a su disposición, y estar listo para sacar el máximo partido a un entorno muy desafiante. Si estás pensando en producir imágenes de y para profesionales médicos te dejamos una serie de consejos a tener presentes.

Para poder entender mejor el entorno médico y la forma en que se usarán las imágenes es recomendable reunirse con un profesional médico para conocer los pasos más importantes del proceso. Unas buenas habilidades de comunicación son necesarias para desarrollar esa relación con los profesionales médicos que tendrán que autorizarle a realizar las sesiones de fotos.

Doctor Scrubbing Hands With Colleague

Conseguir una autorización para hacer una sesión de fotos en un hospital o instalaciones médicas puede ser bastante complicado. Para facilitarse la tarea es esencial tener bien preparada la sesión con antelación. Hablamos de trabajar en un espacio reducido y generalmente con poco tiempo disponible, lo que supone un reto importante; una buena preparación previa te ayudará a no dejarte nada en el tintero durante la sesión. Si puedes visitar la localización antes te ayudará a identificar los que necesitarás tener en tus imágenes y lo que no quieres que salga. Una localización real ya impactará a tus posibles clientes y llamará su atención. Y en el momento de realizar las fotos tendrás que tener en cuenta otras cuestiones “estéticas” como el montón de cables que pueden salir de un escáner, o una pila de informes médicos en una mesa al fondo…

Operation Room

Cuando estamos en entornos que no nos resultan familiares todo puede resultar interesante y llamarnos la atención.  Para poder cumplir con las expectativas de una audiencia experta que conoce los entornos clínicos es importante crear imágenes que destaquen escenas y situaciones de forma efectiva. Y aquí la figura de un asesor puede resultar determinante para el éxito de la imagen.

Medical autoclave for sterilising surgical and other instruments

A la hora de fotografiar equipo médico es necesario diferenciar entre una imagen de producto, como las que puede proporcionar el fabricante, o una que tiene el potencial de contar una historia. Ten en cuenta que a la hora de poner título o palabras clave hay que usar la terminología exacta y evitar marcas… Un profesional conoce la diferencia entre un escáner CT y un MRI, ¡así que asegúrate de que pones el nombre correcto!

Nurse Preparing Patient For CT Scan

Si pidiéramos a un niño que dibujara a un médico casi seguro que nos presenta a un adulto con bata y quizás un estetoscopio. Obviamente, no todos los profesionales sanitarios usan el estetoscopio… Y muchos profesionales ni siquiera llevan batas. A la hora de crear las imágenes es importante encontrar un equilibro entre los símbolos que la audiencia espera, y la realidad de la profesión. Los creadores que tienen más éxito son capaces de combinar ambos, manteniéndose alejados de clichés.

Mature female doctor in hospital room

Lo ideal es que el espectador piense que está viendo imágenes de médicos de verdad, tratando con pacientes de verdad. Y es una ilusión difícil de conseguir. Hay que dirigir correctamente a los modelos para que sus personajes de cuidador y paciente resulten naturales y creíbles. Y lo mismo se aplica a la estética global: si nos centramos en médico y paciente, y sólo mostramos un poco de la tecnología y herramientas médicas puede valer para nuestra audiencia, que podrán completar la información que les pueda faltar y resultarles auténtica.

Young Girl Talking To Male Nurse In Intensive Care Unit

Cuando una agencia selecciona una imagen lo hace teniendo un diseño específico en mente. Para poder llegar a ese grupo puede ser una buena idea crear imágenes con un buen espectro de color y un balance de blancos correcto. Aunque es tentador tintar de azul la imagen para dar una sensación de higiene, esto limita lo que el diseñador pueda hacer con su imagen, por lo que no es aconsejable.

group of surgeons in operating room at hospital

Todas las grandes historias tienen algo en común: una buena puesta en escena. Cuando pienses hacer nuevas imágenes imagina cómo cualquiera de los motivos que aparecen pueden formar parte de una historia mayor, o funcionar de forma independiente. Una vez que dejes de pensar en la imagen como en un producto final podrás encontrar un montón de ideas nuevas.

Old medical and surgical instruments