¿Todavía no se aclara sobre cuando y si debería usar una autorización de modelo o propiedades? Pues no se preocupe, que hemos preparado este artículo para ayudar a nuestros colaboradores a comprender la complejidad que implica publicar imágenes, y hemos destacado algunos detalles importantes que le ayudarán a tomar la decisión correcta y evitar errores comunes con las autorizaciones.

A la hora de vender imágenes de stock es bueno que conozca las limitaciones de cómo puede usarse una imagen si no adjunta su autorización. Y más que preguntarse si va a necesitar una autorización, es mejor que tenga en cuenta las ventajas de poseerla. Los clientes quieren evitar cualquier tipo de responsabilidad legal, así que no usaran imágenes sin autorización para campañas publicitarias. No adjuntar una autorización implicara que será menos probable que un cliente compre la imagen, por lo que estaría perdiendo ingresos. Además, en Fotolia no podemos aceptar imágenes que puedan poner en riesgo legal a nuestros clientes, así que las autorizaciones son indispensables para ello.

The girl poses in the studio with a sunlight

Si está preparando una sesión de fotos y las imágenes van a poder ser utilizadas en fines comerciales o de publicidad, necesitará tener preparada una autorización. No sólo tienen que firmarla los modelos profesionales, sino que amigos y familiares también tienen que dejar su permiso por escrito para que usted pueda vender las fotos para ser usadas con fines comerciales.

Incluso si sólo sale un trozo de una persona es posible que necesite una autorización, ya que “no identificable” es una apreciación subjetiva y puede dar lugar a un reclamación. Por ejemplo, personas con marcas de nacimiento o tatuajes podrán reconocerse en un momento.

Hands close up of young tattooed man portrait in Shoreditch. London.

Podrá encontrar tres plantillas para descargar en el área de colaborador en Fotolia.¡Sólo tiene que tenerlas listas para usarlas!

Tenga cuidad en no mezclar los diferentes documentos, y use la adecuada a sus sujetos. Hay dos autorizaciones para modelos (na para adultos y otra para menores de edad), y otra para propiedades. Si el modelo es menor de 18 años tendrá que conseguir además que ambos padres firmen el autorización, para evitar el problema de que un padre revoque la autorización que ha dado el otro.

daughter photographers

Tanto su nombre como el de los modelos deben aparecer legibles de forma clara, y escritos preferiblemente en mayúsculas para facilitar su comprensión.

¡Y no se olvide de las firmas! Necesitamos la del modelo y la del fotógrafo. Puede parecer obvio, pero hay circunstancias en las que lo más básico se nos puede pasar. Por ejemplo, si una madre toma fotografía de su hijo tiene que firmar tanto como fotógrafo como como madre. O al hacer una foto a un grupo de gente va a necesitar los nombres y firmas de todas las personas que aparezcan.

Friends having fun at party

También necesitará una autorización cuando en su foto salga una imagen impresa de alguien, como en una foto, camiseta o cualquier otro tipo de retrato.

En el caso de un auto retrato también tendrá que rellenar la autorización, con sus mismos datos tanto como fotógrafo como de modelo, con su correspondiente doble firma.

El nombre del fotógrafo en la autorización deberá ser el mismo que el del titular de la cuenta de Fotolia. Hay agencias de fotografía para las que pueden trabajar diferentes fotógrafos, y en ese caso el nombre de la agencia debería aparecer junto al del fotógrafo. Puede parece sencillo, pero hay muchas autorizaciones que son rechazadas porque no se han rellenado de forma correcta.

Female brunette tourist photographing architecture of an italian city.

Por ahora no es necesario incluir una imagen de referencia del modelo, pero es posible que en un futuro sí que lo sea.

A la hora de enviar imágenes que contengan sitios reconocibles, edificios u otras propiedades, como mascotas, coches  obras de arte, tendrá que rellenar también un autorización de propiedades y que se la firmen los dueños de dicha propiedad. No dé por sentado de que las fotos de edificios públicos o históricos pueden usarse sin una autorización. Para un uso comercial, es necesario que la entidad que gestiona o posee la propiedad le firme una autorización.

Prepárase para evitar lugares o situaciones en las que pueda haber muchas marcas reconocibles u objetos sujetos a copyright. Puede que lleve encima una autorización para su modelo, pero a lo mejor no puede contactar con la empresa que posee el diseño del teléfono móvil, las zapatillas de deporte o la botella de refresco. En estos casos tendrá que eliminar cualquier marca, logo u objeto protegido de su imagen en posproducción.

Mother, child and camera

Para concluir, nunca se base únicamente ne un acuerdo verbal a la hora de hacer las fotos: haga que firmen la autorización y consérvela a buen recaudo. Una autorización de modelo e sel único documento que asegura a los modelos y los fotógrafos que las imágenes se van a usar de forma correcta.