Las imágenes son una parte fundamental en todas las webs que existen hoy en día. Una página sin imágenes no capta la atención del usuario. Y en el caso de una web de venta de productos la imagen adquiere una importancia exponencial: Todo, absolutamente todo, entra hoy en día por los ojos.

Sin imágenes va a la última posición

Para darse cuenta de esto no hay que irse muy lejos: Diferentes sitios de compra y venta de segunda mano relegan los anuncios sin fotografías a las últimas posiciones por muy reciente o bien explicado que esté el producto en el texto. No es algo que hayan decidido los gestores de la página porque a ellos les venga bien, sino que son los propios usuarios los que no abren los anuncios sin fotografías. Si el cliente no confiará en el producto si no lo puede ver en algo tan objetivo como una imagen. Es por ello que el marketing online necesita de las fotos. El usuario es multimedia, no se va a quedar solo con la explicación: quiere verlo para llegar a imaginarse utilizando el producto.

El detalle de su producto

autumn vegetable in studio

Un comprador en internet puede encontrarse con tu producto de casualidad, en cuyo caso una imagen potente es importante para llamar su atención y que le interese; o que sea un entendido en el tema y haya estado buscando este tipo de producto durante mucho tiempo, en cuyo caso se fijará en todo. Además no vale cualquier fotografía: las imágenes deben describir el producto visualmente desde diferentes ángulos. No debe quedar ningún lado sin ver, porque cada detalle cuenta. Es muy importante que las imágenes deben sean de una calidad alta, ya que sitios web como Amazon muestran las imágenes a un tamaño reducido, pero te dan la opción de verlas más grandes si haces clic sobre ellas o si pasas el ratón por encima. Un ejemplo que se encuentra precisamente en Amazon es el secador de pelo profesional, que cumple con estas características.

¿En qué se fija el comprador?

photo shooting

La forma y el tamaño son las principales características que se buscan en las imágenes. Por muy especificado que esté todo en los textos, si no va acompañado de una galería de imágenes no se va a creer. Para esto, las imágenes deberán llevar, además, objetos con los que comparar el producto. Una imagen blanca de fondo no ayuda a ver estas características de una buena forma.

La primera impresión, la más importante

computer online shopping

La imagen es la primera información que entra en nuestro cerebro sobre el producto. El diseño del producto, por tanto, es casi tan importante como su funcionalidad. Esto se ve mucho en los comentarios que dejan los usuarios en las webs de compra del tipo: “La caja venía rota y no me daba la sensación de un producto de calidad”. Esto puede suponer la pérdida de una venta o de próximas ventas, ya que la primera impresión tarda entre 5 y 10 segundos en formarse y es muy difícil desprenderse de ella.

El marketing cambia y evoluciona hacia un mundo multimedia gracias a internet. Ya no vale el anuncio aséptico en blanco y negro en una columna de periódico para vender. Ahora, gracias a internet, la compra y venta de productos se realiza con texto, imagen, vídeo e interacción.