Acabamos nuestro recorrido histórico interesándonos por la evolución más reciente de la fotografía. Nuestra serie de artículos nos ha enseñado cuán la fotografía es representativa de nuestra sociedad. El siglo XIX, siglo marcado por la colonización, es también el siglo en el que la fotografía ha sido una actividad practicada por una elite occidental. El siglo XX, siglo marcado por los grandes conflictos mundiales, es el siglo en el que aparecen el fotoperiodismo y las famosas fotos que plasman los eventos más importantes del planeta. Y hoy, en el siglo XXI marcado ya por la globalización, se perciben nuevos cambios en la fotografía. La fotografía está cada vez más desmaterializada y presente en todo el globo gracias a redes como internet.

Cuando hablamos de era digital, nos referimos a los sistemas digitales binarios actuales. Numerosos sistemas digitales existían antes en la naturaleza (el ADN es un sistema digital de base 4) o gracias al Hombre (el código Morse es un sistema digital de base 5).
El sistema digital binario en los orígenes de la informática ha encontrado muy pronto aplicaciones en el ámbito de la fotografía. Pocos saben que antes de la invención de la primera cámara digital, ya existían procesos de digitalización y de tratamiento de las fotografías analógicas.
La primera digitalización de una imagen fue realizada en los años 1920. El cable submarino unificando Londres a Nueva York permitía enviar una imagen en 3 horas. A partir de los años 1960 el progreso de la informática permitió los primeros tratamientos digitales de fotografías. Inicialmente, la investigación se concentraba en la calidad y en la compresión de las imágenes y hubo que esperar hasta los años 1990 para que la publicidad popularizase el retoque con programas como Photoshop o Paint Shop Pro.
Paralelamente al desarrollo del tratamiento digital de las imágenes, aparecieron las primeras cámaras digitales. La primera es obra de la compañía japonesa Sony, el Mavica (Magnetic Video Camera). Esta cámara, que estaba provista de un captor CCD de 279300 pixeles, fue lanzada en 1981. Pero la verdadera expansión de la fotografía digital solo tuvo lugar con la primera cámara para profesionales de Kodak en 1990. Al nivel del gran público, las primeras cámaras son el Fotoman de Logitech de 1992 y el QuickTake de Apple de 1994.
Es también muy simbólico de la nueva era digital el lanzamiento en septiembre de 2006 del Leica M8. Es edificante ver que la mítica serie M, inaugurada en 1954 y cuyas cámaras han sido utilizadas por los más grandes fotógrafos (Cartier-Bresson, Doisneau, Salgado, Freund…), propone por primera vez una versión digital.
Y gracias a ustedes, Fotolia es hoy un actor de esta nueva página de la historia de la fotografía donde las imágenes se intercambian por millones en un instante y desde cualquier punto del planeta. La fotografía al igual que otras actividades humanas se globaliza. Todos podemos disponer de un captor de imágenes que sea con una webcam, con un teléfono móvil o con una de las millones de cámaras digitales que se venden cada año
Desde 2002, las ventas de las cámaras digitales superan las de las analógicas. El movimiento hacia lo digital ya es irreversible, ya estamos viendo la fusión de la fotografía y del diseño, la unión progresiva del oficio de fotógrafo y del trabajo de diseñador gráfico.
Crédito foto : photo a 125542 © toufikbobo