publicidadvintageLa publicidad, como cualquier disciplina humana, evoluciona y se adapta al tiempo en el que vive, y por lo tanto en cada década distinta deja, para los espectadores de épocas futuras, un interesante ejercicio de revisión histórica para estudiar estilos de publicidad, y también usos y costumbres del pasado.

Hoy en día está claro que no estaría bien vista una campaña que muestre a un niño embriagado por una cerveza, o campañas con el estereotipo de la mujer apegada siempre a las tareas del hogar como la cocina o la limpieza, pero esos anuncios reflejan, no cabe duda, los usos y costumbres de la época en la que fueron creados.

También es muy interesante ver los distintos estilos visuales utilizados a lo largo del tiempo. En este sentido, encontramos ejemplos donde abundan los textos largos y muy descriptivos del producto que se anuncia, pero también imágenes rotundas y contundentes, como el perfume Número 5 de Chanel, cuyo impactante visual mostrando el frasco del perfume se ha repetido a lo largo de las décadas.

En definitiva, revisar viejos anuncios de productos actuales es un interesante ejercicio para analizar los cambios de estilo publicitario, y también para recordar cómo era la sociedad de aquellas épocas.