El célebre fotógrafo Spencer Tunick, famoso por fotografiar multitudes de personas desnudas, realizó, en colaboración con Greenpeace, una serie de fotografías con personas desnudas en un viñedo en Borgoña (Francia).

En total, unas 700 personas posaron desnudas para Tunick, con el objetivo de llamar la atención de la opinión pública y dirigentes sobre el fenómeno del cambio climático, y forzar a la búsqueda de soluciones, de cara a la próxima cumbre sobre el Clima a celebrar en Copenhague.
La organización ecologista Greenpeace ha alertado de la necesidad de buscar soluciones para reducir la emisión de gases contaminantes y disminuir los efectos del cambio climático, que afecta, entre otros muchos factores negativos, a la agricultura.